“Un paso más en el fortalecimiento académico de nuestra Universidad”

NUESTRA AVE NACIONAL

Hornero construyendo su nido (Foto: Fernando Raffo)

Pocos argentinos conocen que el hornero (Fornicarus rufus) es el ave nacional. Incluso en las escuelas se omite esta información, a diferencia del ceibo (Erithrina cristagalli) que es la flor nacional. Este reconocimiento data de 1928, cuando un diario de Buenos Aires realiza un concurso entre los alumnos de las escuelas del país. Esta ave es sedentaria, viviendo en parejas y alimentándose de insectos. Su manifiesta particularidad radica en la fabricación del nido. A este lo construye con barro mezclado con fibras vegetales, crines de animales, etc. logrando una estructura muy resistente y duradera, empleando como única herramienta el pico. Luego de tener sus pichones, casi siempre dos y algún otro adoptado producto de la puesta de alguna ave parásita, generalmente los tordos, el nido pasa a albergar a otras aves como tacuaras, gorriones y golondrinas. Sin dudas es uno de los pájaros autóctonos más familiares que tenemos, ya que se encuentra en los lugares más inesperados con su nido o su elegante figura a paso acompasado buscando alimento en los jardines en pleno centro de las ciudades.

No hay comentarios :

Publicar un comentario