“Un paso más en el fortalecimiento académico de nuestra Universidad”

MATEO ZELICH, ENTRE LA MEDICINA Y LOS BICHOS

Por Rubén Bourlot

Al doctor Mateo Zelich se lo solía ver transitando por las polvorientas calles de Pronunciamiento (departamento Uruguay), cuando cubría el trayecto entre su domicilio particular y el consultorio, acompañado por sus enérgicos dálmatas. Era el médico del pueblo y de las colonias vecinas. Su casa se parecía más a un museo de ciencias naturales que a una vivienda.

Desde siempre, este médico nacido en Pueblo Liebig, donde reside actualmente, se dedicó a los bichos y a las plantas. Periódicamente realizaba excursiones a la selva misionera para realizar sus cacerías de serpientes, insectos y otros animales que estudiaba y coleccionaba con dedicación.

"Me dediqué a los insectos toda la vida. De chico vivía a unos 500 metros del pueblo, era todo selva y bosque, así que siempre andaba metido en el pantano. Cuando empecé la escuela, en vez de estudiar las materias que tenía que rendir me iba a la biblioteca y leía libros de ciencias naturales", declaró en una entrevista.

A lo largo de los años fue atesorando, entre otras, una valiosa colección mariposas de todo el mundo que hoy expone en su museo particular de Liebig.

En 1979, luego de un estudio minucioso, publicó la primera lista de aves de los departamentos de Colón y Concepción del Uruguay, dando a conocer más aves en estos lugares que las que hasta ese momento se reconocían en la provincia de Entre Ríos. A raíz de esto descubrió una nueva especie, Capuchino de collar blanco, a la que llamaron Sporophila Zelichi en su honor. Es una especie en riesgo de extinción. Habita las costas del río Uruguay. Como homenaje a su trayectoria, el centro de salud de la localidad de San Cipriano lleva su nombre.

Publicado en "La Solapa Entrerriana" www.lasolapaentrerriana.blogspot.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario