“Un paso más en el fortalecimiento académico de nuestra Universidad”

"LA GENTE QUIERE LO QUE AMA"



por Jean Michel Cousteau

Cuanto más recuerdo a mi padre, Jacques Cousteau, y su legado, más cuenta me doy de que sigue siendo parte de nuestra época y de lo diferentes que podrían ser las cosas si le hubiéramos escuchado con más atención. Fue un pionero que echó abajo barreras con sus inventos, como el Aqualung y las cámaras subacuáticas, pero también un visionario en el sentido de que comprendió las consecuencias de las tendencias de las que fue testigo. Previó los riesgos de la tecnología nuclear y de sus residuos; predijo las devastadoras consecuencias de la pesca abusiva, de la sobreexplotación del hábitat y del cambio climático; habló sistemáticamente del crecimiento de la población y de las tensiones del sistema natural.

Jacques Cousteau, junto con mi hermano y conmigo mismo, fundó una de las primeras organizaciones ecologistas para dar a conocer los problemas que nos íbamos encontrando y para educar a la opinión pública internacional. Escribió para las Naciones Unidas el borrador de los 'Derechos de las Generaciones Futuras' como vehículo para expresar el principio de sostenibilidad y de gestión responsable de los recursos. Constantemente puso su brillante intelecto al servicio de soluciones globales. Nunca dejó de hacerlo hasta que, por decirlo con sus propias palabras, se quedó 'desconectado'.

Ejerció otro poder que es muy poco frecuente: de una manera poética, dio sentido a lo incomprensible y nos proporcionó a cada uno de nosotros una forma de observar el mundo que hacía posible la acción. Por ejemplo, en una orilla aislada del Amazonas, justo cuando acabábamos de soltar una nutria marina a la que habíamos llamado Cacha, mi padre se volvió hacia mí y, desbordado por la emoción, me dijo: «Jean-Michel, la gente protege lo que ama». Eso ha representado para mí el lema del trabajo de mi padre y un símbolo del compromiso que todos nosotros debemos asumir con el mundo que nos rodea.

Carta de Jean-Michel Cousteau a su padre al cumplirse 100 años de su nacimiento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario